JOTA DEL LUGAR: Esta jota comienza con las famosas palabras del Quijote “En un lugar de la Mancha/ cuyo nombre no recuerdo” para alabar al pueblo de Tomelloso, poniendo de relevancia su buen vino, sus paisajes, sus insignes manchegos, su Virgen de las Viñas y por supuesto, sus bellas mozas. RONDEÑA: La palabra rondeña tiene su origen en el verbo “rondar”, que significaba visitar a las mujeres amadas para deleitarlas con alguna canción. Es un baile de cortejo entre la pareja, posiblemente imitando los bailes de la corte, por las continuas reverencias que se usan en ella y porque la coreografía se desarrolla en círculo durante la mayor parte. JOTA DE CASTILLA: La jota de Castilla quiere poner de manifiesto el trabajo esforzado del gañán en el campo. Es una pieza muy vistosa por el vuelo que alcanzan las faldas de las bailaoras y por su rápido final, que sorprende al espectador. JOTA DE SANTA LUCÍA: Esta jota es una petición de un enamorado a Santa Lucía, patrona de los ciegos, para que le dé luz en su camino hacia la conquista de su amada. Las estrofas desarrollan el sufrimiento del hombre y su deseo por estar con la dama. El baile de esta jota destaca por su rapidez y cambios en la formación de parejas. SEGUIDILLAS MANCHEGAS: Las seguidillas son las precursoras de lo que hoy conocemos como las sevillanas. Es la pieza más característica de Castilla la Mancha, y se reconocen fácilmente por su elegancia musical y coreográfica. JOTA RABIOSA: Esta pieza es una jeringonza. Las jerigonzas se bailaban al terminar la jornada laboral en el campo, donde se juntaban diferentes cuadrillas para pasar la noche. Allí las parejas salían a bailar y competían entre sí para ver cuál era la que mejor lo hacía. Las parejas van saliendo al centro para poder lucirse delante de sus compañeros y del público. Es la pieza que marca el carácter tomellosero por excelencia, por su fuerza y su alegría al interpretarla. JOTA DEL SEÑOR JUSTO: Esta jota fue compuesta por uno de los músicos más queridos del grupo, Justo Martínez. La compuso en los últimos años de su vida y ha quedado como legado para que sea recordado por nosotros y por todos los que lo conocían. JOTA DE QUINTERÍA: El nombre de esta pieza hace referencia al tiempo que pasaban los gañanes en las casas de campo cuando estaban trabajando. Los hombres no podían volver a sus casas todas las noches, puesto que se perdía mucho tiempo en ir y venir con las mulas. Así pues, en el tiempo que les quedaba libre se juntaban y componían estas piezas. JOTA DEL BURRO: La letra de esta jota está cargada de picaresca, puesto que la novia le dice a su rondaor que “se ponga a lo oscuro, para que su madre se crea que es el burro”, de ahí viene el nombre de la pieza. JOTA DE LA SARTÉN: Es una jota que se cantaba en época de recolección cuando las cuadrillas se juntaban en una quintería. Esta pieza es muy llamativa porque destaca como instrumento la sartén. JOTA DE GAÑANES: La letra de esta jota está dedicada a todos aquellos trabajadores del campo, que con el sudor de su frente sacaron adelante a su familia y a su pueblo, labrando la tierra con las mulas. La palabra gañán se ha visto desvirtuada en la actualidad, pero debemos revalorizar el término por el significado de esfuerzo y trabajo que conlleva. JOTA PICAILLA: Es una jota en la que las estrofas hablan de las rivalidades entre diferentes personas como, suegras y yernos o maridos y mujeres. JOTA DEL VINO: Esta jota pone de relieve la calidad del vino de Tomelloso, sus variedades y la gente de este pueblo, que acoge al que llega a su tierra con los mejores caldos. JOTA DEL BOMBO: El título de esta pieza quiere poner de manifiesto la labor de aquellos que hicieron este tipo de construcciones, que tantas veces han resguardado al agricultor de las inclemencias del tiempo. Los bombos son como las últimas ballenas en el océano de la llanura de La Mancha. JOTA DEL NOVIO: Las diferentes estrofas que componen esta jota hablan sobre las anécdotas y chascarrillos que surgían cuando un mozo se hacía novio y quería casarse. JOTA DEL CANDIL: Esta jota es un homenaje a aquel antiguo electrodoméstico como es el candil, a cuya luz se han escrito muchas estrofas de estas jotas y han hecho compañía a aquellos gañanes durante las noches oscuras en el campo. Además, el baile es muy bonito porque se realizan figuras geométricas relacionadas con elementos manchegos, como el aspa de un molino. JOTA DEL RONDAOR: Esta pieza nos cuenta cómo los mozos rondaban a las chicas y las peripecias que tenían que pasar para poder versen, burlando las oposiciones de los padres. JOTA DE TOMELLOSO: Es la jota más representativa de nuestro pueblo, pues habla de Tomelloso y su gente y es muy entrañable para aquellos que la escuchan y son de la tierra. JOTA DE TOMILLAR: El nombre de esta pieza hace referencia al primer nombre que recibió Tomelloso tras su fundación, por ser una zona en la que abundaba el tomillo. Su coreografía se desarrolla en dos grupos de filas opuestas, cuyos bailaores se van mezclando a lo largo de la jota. JOTA DEL CARPINTERO: Es una jota breve y rápida que canta los chascarrillos de un carpintero a sus amores.
Atrás SiguienteAsociación Folklórico Musical "Virgen de las Viñas"
Todos los derechos reservados - Copyright 2009
Asociación Folklórico Musical "Virgen de las Viñas"